Sentido común

“…En estas elecciones todo el mundo habla de sentido común, parece que todo el mundo reivindica el sentido común. Ha vencido el sentidocomunismo…” bromeaba Aute el otro día en la radio, hablando de jugar con las palabras para componer sus canciones.

La ciudadanía necesita creer que sus gobernantes rebosan de sentido común y es obvio que en estas últimas elecciones lo han perdido. ¿Y como es posible que no sepan donde está el preciado sentido común? Porque yo lo veo todos los días y hasta lo dibujo. Lo veo en la expresión de la cara de la gente cuando va a trabajar con miedo al despido, o el vértigo de no llegar a fin de mes. Lo veo en las canas sin teñir de las señoras mayores. El sentido común está en la moral que hay que tener cuando los jóvenes van a la universidad sabiendo que la mayoría no van a poder trabajar nunca en su especialidad. De palabras con sentido común se hacen eco las redes sociales, los bares, las calles…

Así que creo que los que aún gobiernan saben perfectamente donde está el sentido común, lo que ocurre es que son yonkis de poder y dinero. Y el sentido común quiere echarles a la calle.

Como dice la canción:

“…Because there’s something in the air

We’ve got to get together sooner or later…”

metro114

metro108

metro109

 

 

Anuncios

Las ciudades invisibles

Dibujando a todas estas personas voy configurando un mosaico diario de miradas furtivas, reflejos en la ventana y gestos atrapados en el papel. Un espacio invisible que imaginamos dentro de cada uno de nosotros y que es al mismo tiempo un espacio compartido en silencio. Mil personajes crean esta ciudad invisible que atravieso diariamente.

Como relata Italo Calvino en Las ciudades invisibles: En Cloe, gran ciudad, las personas que pasan por las calles no se conocen. Al verse imaginan mil cosas las unas de las otras, los encuentros que podrían ocurrir entre ellas, las conversaciones, las sorpresas, las caricias, los mordiscos. Pero nadie saluda a nadie, las miradas se cruzan un segundo y después huyen, husmean otras miradas, no se detienen…

metro054 METRO060_Página_13 METRO060_Página_15 METRO060_Página_16 metro 051 metro 55 metro 61 metro 63 metro 64 metro 65 metro 66 metro 68 metro 69 metro 70

EL VIAJE DEL DIBUJO.

No hace demasiado tiempo, el viaje de vuelta a casa era una rutina aburrida. Lo único diferente era el título del nuevo libro que empezabas a leer y el verdadero aliciente era llegar rápido al destino. No es precisamente el Orient Express, vamos. Entonces… ¿qué me ha ocurrido para que hoy en día viva el viaje de forma tan distinta?

En principio parece que el viaje es el mismo, la misma hora de partida y llegada, el mismo trayecto…Lo que ha cambiado radicalmente es mi interpretación de este viaje. Para empezar observo a mis compañeros de viaje y trato de dibujar su alma, y esto sí que es un viaje muy largo. Así que cada trayecto es un nuevo dibujo y un nuevo viaje, de la misma manera en que cada persona es un viaje en potencia.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagen